Servicio Nacional del Adulto Mayor - SENAMA - Gobierno de Chile

       SENAMA  /  Servicio Nacional del Adulto Mayor

Envejecimiento Activo

  1. PARTICIPACIÓN
  2. SALUD
  3. SEGURIDAD SOCIAL

env. activo

Participación

 
a.   
¿Qué es la participación?

Participación es una palabra que tiene muchos significados y representa diversas experiencias de una gran riqueza. No se puede definir de manera simple y breve esta parte fundamental de la vida.

Podemos participar, o ser parte activa, de la familia, de la comunidad, de las redes de amistades, de los grupos de interés común, de las organizaciones que surgen para dar respuesta a necesidades de sus integrantes. También podemos participar en la toma de decisiones en diversos niveles, entre otras muchas interacciones. 

En todas las formas de participación actuamos en relación con otros, dejamos de estar en soledad.

b.   
¿Por qué es importante?

Participar es vital en cualquier etapa de la vida, y lo es especialmente en la adultez mayor, cuando se viven muchos cambios y se tiende a la disminución de las actividades sociales, aunque la vida se ha alargado mucho en las últimas décadas, y ha aumentado el potencial de la mayoría de las personas de edad para vivirla a plenitud.

La vinculación con otros, la pertenencia, la actividad grupal, muestran el estado de nuestra “salud social”. Una buena salud social impacta positivamente la salud física y sicológica de los mayores.   El aislamiento y la inactividad, por el contrario, producen una deficiente salud social que afecta nuestra salud física y sicológica.  El peor enemigo de una persona mayor es la soledad y el aislamiento. 

Las personas mayores tienen diversas necesidades.  Tal vez conocer sus derechos sea una de las más importantes.  Requieren informarse sobre las políticas y programas que se orientan a las personas de edad, sobre los servicios a los que pueden acceder, sobre las oportunidades que pueden aprovechar para generar iniciativas, para mejorar su calidad de vida.

Es muy importante participar de manera activa para vivir una adultez mayor plena y satisfactoria, y para aportar a la sociedad toda la riqueza de la experiencia y de la capacidad de generar iniciativas que ha acumulado el 15 % de los chilenos y chilenas con más de 60 años de edad.  Este aporte es clave para lograr el desarrollo del país.

 
c.   
¿Cómo participamos?

Podemos hacerlo desde la familia, el trabajo –muchas personas mayores se mantienen activas laboralmente-, hasta la participación en la toma de decisiones en las cuestiones que nos afectan, en el barrio, la comuna, la región o el país. 

Participar en una organización es una forma más avanzada de integrarse y pertenecer a un grupo. Una organización existe porque sus miembros necesitan  llenar una o varias necesidades en colaboración con los demás, lo que no podrían hacer solos, cada uno por su lado.

Participar relacionándose con otros, integrando una organización, vinculándose a diferentes redes, es fundamental  para conocer los derechos y ejercerlos. Sin participación es más difícil saber qué oportunidades existen y aprovecharlas.

Muchos integran clubes de adultos mayores. Un grupo de clubes puede conformar una unión comunal de clubes de adultos mayores (UCAM), y  esa organización llamada de segundo nivel, está conformada por los presidentes o presidentas de los clubes que la integran. Otras organizaciones se crean por intereses culturales, deportivos, por la necesidad de generar ingresos para sus miembros, por la disposición a desarrollar actividades voluntarias en beneficio de otros, por convicciones religiosas y el compromiso con ellas.

Otras instancias de participación son las asociaciones o federaciones de jubilados o pensionados, y también de montepiadas,  de diferentes áreas de la producción o los servicios. Muchas de estas organizaciones son de nivel nacional, y cuentan con sus representaciones regionales.

Son muchas las motivaciones por las que se organizan las personas de edad.


d.   
¿Cómo conformar una organización?

La Constitución Política del Estado, contempla el derecho a asociarse sin permiso previo, sin distinción de persona o grupo. La mayoría de las personas mayores se encuentran organizadas y constituidas legalmente de acuerdo a las normas de la Ley Nº 19.418 de “Juntas de vecinos y demás organizaciones comunitarias”, para lo cual han debido tramitar su personalidad jurídica ante la municipalidad correspondiente. 

Las asociaciones gremiales (de jubilados, montepiadas etc.) pueden obtener su constitución legal en el Ministerio de Economía.  Las corporaciones y fundaciones deben hacerlo en el Servicio Nacional de Registro Civil e Identificación.

Lo anterior se modificará con la ley 20.500 sobre “Asociaciones y participación ciudadana en la gestión pública”, del 16 de febrero de 2011, que busca garantizar de mejor manera el derecho a la participación. La nueva ley modifica la Ley 19.418, cuyo ámbito de acción estaba reducido a la comuna en la que se constituían las organizaciones. Ahora se abrirá la posibilidad de que las organizaciones se agrupen en federaciones y confederaciones de carácter provincial, regional o nacional.

La aprobación y entrada en vigencia del reglamento que la ley  20.500 requiere para su implementación, estimulará la agrupación de organizaciones de adultos mayores más allá del segundo nivel (por ejemplo la comuna) para conformar asociaciones con mayor representatividad, provinciales, regionales (de tercer nivel) o nacionales.

En el artículo 7º de la mencionada ley se establece que podrán constituirse libremente agrupaciones que no gocen de personería jurídica.  No obstante para acceder a fondos públicos, este requisito será necesario.


e.    ¿Cuánto participan los adultos mayores?

Los adultos mayores constituyen en Chile el grupo de edad con mayor nivel de participación, en comparación con el segmento de 30 a 59, y de menos de 30 años.  Las organizaciones de mayores han tenido un aumento explosivo en los últimos años. Según catastros realizados por SENAMA, entre los años 1998 y 2008 se triplicó el número de personas mayores asociadas, aumentó en más de tres veces el número de clubes y otras organizaciones de adultos mayores (que actualmente suman doce mil), y creció ocho veces el número de uniones comunales de adultos mayores. Esta representación se ha constituido en su gran mayoría a través de la Ley N 19.418.

Se estima en 300 mil el número de personas mayores organizadas. No obstante, el que según la encuesta CASEN 2009 existan en Chile 2 millones y medio de personas de 60 años y más, plantea a las personas de edad, al Estado y a la sociedad el desafío de incrementar la asociatividad y la participación  de este sector tan importante de la población.


f.    
Catastro de organizaciones

El último catastro de organizaciones de personas mayores fue realizado por el SENAMA en 2008.  Para ver los datos de las organizaciones, nacionales,  por región, por comuna, y por tipo de organización haga click aquí.

Actualmente se está trabajando en su actualización.  

SALUD

Autocuidado

La salud es uno de los mayores bienes que posee el hombre; ésta permite crecer y desarrollarse, cumplir el rol que le corresponde en la familia y en la sociedad, y vivir con plenitud en cualquier etapa de la vida.

La importancia de adoptar hábitos saludables en relación a algunas necesidades básicas del ser humano como son: la nutrición, la actividad física, el reposo – sueño, la salud mental y la higiene personal, debe motivar a las personas mayores, para que asuman en primer lugar la responsabilidad que tienen en el cuidado de su salud, esta participación del adulto mayor en el cuidado de su propia salud es lo que conocemos como el autocuidado, que se define como el conjunto de actividades que realizan las personas, la familia o la comunidad para asegurar, mantener o promover al máximo su potencial de salud.

Alimentación

Los alimentos son usados por el organismo para crecer, producir energía, mantener la actividad, coordinar y regular los procesos orgánicos.

La dieta que requiere una persona de más edad puede ser menor en cantidad, ya que su metabolismo es más abajo, pero en calidad debe ser completa.

  1. La alimentación es relevante en la salud de todas las personas. Los nutrientes que aportan los alimentos nos entregan energía, son necesarios para la reparación de los tejidos, y fortalecer nuestro sistema inmunológico, debiendo tener siempre presente el agua como un nutriente muy importante para nuestra salud.
  2. Una buena alimentación para las personas mayores debe ser variada e incluir las calorías y nutrientes necesarios para mantenerse sano y con el peso adecuado, siendo recomendable una dieta:

     - Compuesta por diferentes tipos de alimentos.

     - Que incluya frutas y verduras diariamente.

     - Baja en  grasas de origen animal.

     - Que incluya carnes blancas como ave y pescado.

     - Baja en consumo de pan y cereales.

     - Que incluya el consumo de leche descremada.

     - Disminuida en sal.

     - Baja en consumo azúcar.

     - Siempre es recomendable tomar abundante agua.

Actividad Física

La actividad física es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS); como una amplia variedad de actividades y movimientos que incluyen las actividades cotidianas o domesticas como subir y bajar escaleras, salir a pasear, jardinear, bailar y realizar ejercicios como el golf, la natación y el ciclismo,  todos en un contexto no competitivo.

La cantidad e intensidad de ejercicio difiere de una persona a otra, lo importante es que, al hacerlo, la persona sienta bienestar, nunca fatiga. Es recomendable que la actividad física de los mayores sea programada y controlada por un profesional con experiencia en geriatría.

En cualquier caso, la práctica regular de actividad física tiene efectos muy positivos sobre la salud.

  1. Mejora el desempeño del corazón.
  2. Disminuye el tejido adiposo (grasa).
  3. Aumenta la fuerza muscular.
  4. Aumenta la densidad ósea.
  5. Mejora la movilidad de las articulaciones.
  6. Mejora la irrigación sanguínea.
  7. Mejora el trabajo respiratorio.
  8. Nos aleja de la depresión.
  9. Nos aleja del estrés.
  10. Nos permite una vida de mejor calidad.

 
Estimulación Cognitiva

Dentro de las habilidades que están en la base del desempeño autónomo y funcional, se encuentran los procesos cognitivos, que son aquellos procesos mentales involucrados en el procesamiento de la información, mediante los que se logra el aprendizaje y la reelaboración de habilidades, conocimientos y valores.

La importancia de los procesos cognitivos radica en que permiten la realización de actividades cotidianas (como conversar, prepararnos una taza de café, manejar dinero) y de tareas más complejas (leer sobre un tema sobre el que tienen poco conocimiento, encontrar la mejor solución a un problema, aprender un instrumento musical).

Debido a cambios asociados al envejecimiento, se comprometen algunos procesos, los estudios referentes a este tema, han permitido determinar que las funciones cognitivas que se van comprometiendo al envejecer, se pueden fortalecer a través de la Estimulación Cognitiva. La estimulación cognitiva tiene como propósito conservar la capacidad intelectual y llevar acabo estrategias que permitan hacer más lento  y compensar los  cambios en el procesamiento mental que se producen con el aumento de edad.

Los programas de estimulación cognitiva organizan actividades de ejercitación o compensación de habilidades, bajo criterios de complejidad progresiva y funcionalidad. Son guiados por un especialista, quien actúa como mediador  o facilitador del logro de las actividades, entregando estrategias que permitan a las personas paulatinamente y cada vez con mayor autonomía- realizar actividades de mayor complejidad.

La finalidad última de la Estimulación Cognitiva es favorecer la participación activa y el desempeño autónomo y funcional de los adultos mayores en las actividades que desempañan normalmente o en otras nuevas que deseen aprender, de manera de impactar positivamente en su calidad de vida.


Actividades Significativas de la Vida

La autoconfianza es característica de las personas que han sabido adaptarse y han tratado de superarse, reconociendo sus logros y debilidades, sin sobre estimarse o sub estimarse.

Una fuente real de felicidad es aprender a disfrutar de lo que la vida nos ofrece cada día, sin detenernos en el pasado y con ilusión y optimismo hacia el futuro.

La vejez exitosa depende de las destrezas, estrategias y experiencias que se han adquirido para enfrentarse a nuevos roles y actividades.

Fuentes:

  1.  Artículo: “Estimulación Cognitiva en la Tercera Edad”, Magíster en Gerontología Social, U3E-Universidad Mayor, 2008.
  2.  Manual del Curso de Especialización: Técnico Especialista en Adultos Mayores, SENAMA-U. Arturo Prat. 2010.

Caídas en las personas mayores

Es la precipitación al suelo, repentina, involuntaria e insospechada, con o sin lesión.

¿Qué consecuencia puede tener una caída?

  • Es la 1ª causa de fractura de cadera.
  • Puede llevar a la inmovilidad y postración.
  • Aumenta la velocidad del deterioro.
  • Miedo a volver a caer, lo que limita las actividades de la vida diaria.

¿Cómo puede prevenir las caídas?

  • Promueva el uso de ropa y calzado adecuado.
  • Acompañe a la persona, que lo necesite, en su aseo.
  • Asegúrese que los elementos de ayuda: bastones, andador, etc., estén al alcance de la persona mayor.
  • Siente a la persona en un sillón o silla apropiada.
  • Facilite que los espacios estén desocupados e idealmente con barandas.
  • Evite suelos húmedos y encerados. Cierre los lugares donde se realiza  aseo.
  • Mantenga buena iluminación durante el día y alguna iluminación nocturna.
  • Marque los bordes de peldaños con antideslizante y huincha de color.
  • Si la persona está desorientada, coloque letreros claros de los distintos lugares de la casa (baño, dormitorio, etc.) para evitar que deambulen innecesariamente por lugares de riesgo.

En la medida en que podamos apoyar a las personas mayores con estas medidas de prevención estaremos evitando una caída y sus negativas consecuencias.

Inmovilismo

El movimiento es un componente esencial de la vida del hombre, pues todos sus sistemas corporales funcionan con mayor eficacia cuando está activo. La movilidad puede resultar disminuida como consecuencia de una serie de enfermedades o simplemente  por falta de ejercicio (vida sillón-cama).

Podemos definir el INMOVILISMO como el descenso de la capacidad para desempeñar actividades de la vida diaria por el deterioro del sistema musculoesquelético. Este gran síndrome requiere entonces prevención, detección y aplicación de un programa terapéutico integral.

Sus complicaciones pueden ser más graves que el propio síndrome, algunas son: rigidez articular; contractura muscular; osteoporosis; síndrome de dolos de espalda, hipotensión (baja presión), alteraciones cardiacas, deterioro de la capacidad intelectual, ansiedad, depresión, alteraciones del comportamiento, formación de escaras, estreñimiento, entre otras complicaciones.

Que podemos hacer por los mayores que quedan inmóviles:

  • Si lo inmovilidad es por enfermedad, preguntar al médico hasta que punto lo motivamos a ejercitarse con seguridad.
  • Motivarlo a realizar caminatas, subir escaleras, incrementando lentamente la cantidad de esfuerzo.
  • Mantener el máximo de tiempo independencia en las actividades cotidianas.
  • En posiciones estáticas promover el alineamiento postural, Ej.: sentado, derecho.
  • Si esta en cama, levantar a la persona todos los días al menos dos horas.
  • Mientras esté sentado o en cama, cambiar de posición cada dos horas para prevenir escaras.
  • Cuando ingiera alimentos estar en posición sentado para evitar broncoaspiraciones.
  • Animarlo a compartir emociones.
  • Realizar masajes que favorezcan la circulación.
  • Colocar cojines en las zonas de mayor presión.
  • Aporte de líquidos y alimentos con alto porcentaje de fibra.

Demencia

La demencia es una enfermedad mental grave, causada por una lesión en el cerebro. Se caracteriza porque la persona mayor presenta un deterioro que avanza de forma irreversible.

A causa de este deterioro la persona mayor puede presentar:

  • Problemas de memoria (olvida nombres, donde deja las cosas, etc.).
  • Cambios en su comportamiento y estado de ánimo (confusión, aislamiento, irritabilidad, depresión, entre otros).
  • Dificultad en el aprendizaje de tareas nuevas.
  • Alteración en la comunicación.
  • Cambios en el funcionamiento de su cuerpo (dificultad para caminar, pérdida de destreza física en general).
  • Alteraciones del sueño (aumento o disminución de las horas habituales de sueño).
  • Dificultad para realizar sus actividades de la vida diaria (alimentarse, asearse, vestirse, etc.)

Estas características se van acentuando y afectan diversas áreas de la vida de la persona, haciéndola más dependiente.

Las demencias no solo afectan a la persona mayor, sino a todo el núcleo familiar o cuidadores. Y si bien, aún no se descubre su cura, son muchas las cosas que podemos hacer para cuidar de nuestras personas mayores con Demencia.

Algunas sugerencias:

  • No haga cambios en la posición de los muebles, para evitar desorientación.
  • Ponga letreros con su nombre o foto en dormitorio y habitaciones principales (baño, comedor, etc.).
  • Evite pisos resbaladizos.
  • Mantenga buena iluminación en el día y durante la noche si es necesario.
  • Mantenga bajo llave sustancias tóxicas (medicamentos, cloro, etc.).
  • Converse con la persona mayor y manténgala integrada a las actividades diarias de la casa.
  • Ayúdele a mantener su orientación poniendo reloj, calendarios, lista sencilla de actividades diarias con números y letras grandes.
  • No haga las cosas por él adulto mayor, provocará sentimiento de inutilidad. Ofrezca cooperación en el inicio de la actividad. Mantenga la independencia el máximo de tiempo posible.
  • Invite a la persona mayor a hacer alguna actividad física (caminar), así mantiene su marcha, mejora el sueño, disminuye el estreñimiento.
  • Invítelo a participar en actividades de su interés que puedan estimularlo, por ejemplo: Escuchar música o noticias, conversar con amigos, salir de paseo, hacer sencillas del hogar (aunque no lo realice perfecto).
  • Sea paciente y no lo trate como a un niño, recuerde que ellos merecen todo nuestro respeto y comprensión

SEGURIDAD SOCIAL

a. ¿Cuáles son los requisitos para obtener una Pensión Básica Solidaria (PBSV)?

  • Haber cumplido 65 años de edad (hombres y mujeres)
  • No tener derecho a pensión en algún régimen previsional.
  • Acreditar residencia en el territorio de la República de Chile por un lapso no inferior a 20 años continuos o discontinuos, contados desde que el solicitante haya cumplido 20 años de edad; y en todo caso, por un lapso no inferior a 4 años de residencia en los últimos 5 años inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud para acogerse a este beneficio. 
  • Presentar la solicitud del beneficio en IPS y organismos competentes para el trámite.
  • Pertenecer al 60% más vulnerable de la población.
  • Tener la Ficha de protección social a partir de la cual se calculará el índice de focalización previsional.
  • Mayor información en www.previsionsocial.gob.cl

b. ¿A quién está dirigido el Aporte Previsional Solidario (APS)?

  • A las personas titulares de pensiones de vejez, invalidez y sobrevivencia del decreto ley N° 3.500, de 1980.
  • A los pensionados por vejez o jubilación, pensionados por invalidez o pensionados de sobrevivencia del Instituto de Previsión Social (IPS, ex INP).
  • A los imponentes del actual IPS que obtengan dichas pensiones en el futuro.
  • A las personas con derecho a una pensión de sobrevivencia otorgada por la ley de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales (Ley N° 16.744).
  • A los pensionados por gracia, exonerados políticos, pensionados por Ley Rettig y Ley Valech, que además de esa pensión perciban otra del decreto ley Nº 3.500 o de uno de los regímenes administrados por el Instituto de Previsión Social (IPS, ex INP), podrán acceder al APS de Vejez siempre que cumplan con los requisito de monto de la pensión inferior al monto del APS, pero se le deducirá del monto calculado como APS el monto de la pensión que perciban por gracia o reparación.
  • Mayor información en www.previsionsocial.gob.cl

c. ¿Cuáles son los requisitos para obtener el APS? 

  • Tener una pensión máxima de $200.00 hasta el 30 de junio de 2011 y a partir del 1º de julio el tope es de $255.000.-
  • Tener 65 o más años.
  • Contar don la Ficha de protección social a partir de la cual se calcula el índice de focalización previsional.
  • 20 años residencia en chile

d. ¿Cuáles son los requisitos para obtener el Bono por Hijo?

  • Tener a lo menos 65 años de edad.
  • Tener residencia en el territorio chileno por un lapso de 20 años, continuos o discontinuos, contados desde los 20 años de edad de la peticionaria; y además, haber residido en Chile al menos 4 años de los últimos 5 años anteriores a la solicitud.
  • Que la mujer se pensione a contar del 1º de julio de 2009.
  • A las mujeres que fueron exiliadas, que se encuentran registradas en la Oficina Nacional de Retorno y Diplomáticos, se les computará el tiempo pasado en el extranjero como residido en Chile.

El monto del beneficio será el equivalente al 10% de 18 ingresos mínimos mensuales, correspondientes a aquel fijado para los trabajadores mayores de 18 años y hasta los 65 años, vigente en el mes de nacimiento del hijo (aproximadamente $259.000 )

e. ¿Quiénes son las beneficiarias del Bono por Hijo?

  • Las afiliadas al Decreto Ley N° 3.500 y que no tengan afiliación a otro régimen.
  • Las beneficiarias de PBS o APS de Vejez.
  • Las sin estar afiliadas a un régimen previsional perciba una pensión de sobrevivencia.

Importante: Este bono no se entrega a la mujer beneficiada cuando nace su hijo o lo adopta, sino que se incorpora directamente a su fondo de ahorro provisional cuando cumpla 65 años de edad.

f. ¿Qué es el Bono de Invierno?

El Bono de Invierno es un beneficio en dinero que se entrega todos los años junto con la pensión del mes de mayo a los pensionados de las ex Cajas de Previsión integradas en el IPS, a los pensionados de la Ley N° 16.744 de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, a los pensionados Básicos Solidarios y a los pensionados por la Ley de Reparación y Exonerados Políticos, que al 1 de mayo tengan 65 o más años de edad, y que reciban la pensión mínima.

Mayor información en www.previsionsocial.gob.cl; www.ips.gob.cl

g. ¿Qué es el Bono Bodas de Oro? (ley 20.506)

Es un Bono que se otorga a los cónyuges que cumplan cincuenta años de matrimonio. Tiene como objetivo premiar la institución de la familia.

Entrega un bono total de $250.000, el que se pagará en partes iguales a cada uno de los cónyuges. No constituye remuneración ni renta para ningún efecto legal.  El monto será reajustado el 1ª de octubre de cada año según IPC.

Mayor información en www.bodasdeoro.cl